Sensaciones y el nombre del blog

Las sensaciones y el nombre del blog, la verdad que este post lo tenía más o menos escrito días anteriores antes de mi viaje a Sydney y posteriormente Melbourne, en donde estoy en estos momentos y lo tenía guardado en mi carpeta de dropbox, por lo tanto decidí compartirlo tal como está y como estaba pensando en aquellos días. La imagen que viene es el mejor reflejo como me sentía los días previos en donde había una mezcla de incertidumbre, preocupación y ansiedad, ufff que complejo!!!!.

Un canguro preocupado.

El post guardado es el siguiente:

«A días de mi viaje a Australia solo puedo decir que desde la boca para afuera he dicho que estoy tranquilo, sin embargo en el interior hay una sensación de nervios y angustia que se está apoderando de mi . Sin embargo he leído por ahí y también he preguntado, por lo cual es una sensación correcta, debido a que hay una tensión creativa y una tensión emocional como una lucha en mi interior, en donde se generan preguntas como ¿Resultará todo bien? ¿Será lo que esperaba? ¿ Encontraré trabajo? Y lo más preocupante, mi inglés será en algo suficiente para poder adaptarme y tratar de comunicarme con el hablante australiano u de otro país que hable inglesa. Son todas esas preguntas que se cruzan en mi cabeza y también por un lado empiezo a mirar para el lado y ver que todos mis compañeros y amigos están haciendo sus vidas, y empiezas a entrar la duda que si el camino que estoy haciendo es el correcto o no o que sí estoy loco o no, en hacer un alto o este cambio del estilo de vida conocido a una carrera por experimentar o tener la posibilidad de conocer algo diferente, y es estos momentos es que el origen de este blog comienza a tener la fuerza y la razón de la pregunta que siempre me realizo en mi mente “voy o no voy”.

Comienza en mi cerebro preguntándonos desde el comienzo años atrás la idea de tener esta futura experiencia, que la hacemos o no la hacemos, voy o no voy, la verdad que siempre respondía que voy, porque al fin al cabo era un plan solamente. Ahora la cosa es verdad que hay una pequeña parte de mi que dice que mejor no vaya y que me concentre en mi cosas acá y que busque un empleo, etc. , aquí viene lo más importante y que sustenta toda esta experiencia para este viaje, es la convicción y en lo que siento para saber las razones para realizarlo, en que tengo más posibilidades de encontrar cosas increíbles si me muevo. Por otro lado si no me muevo seguiré con las cosas que tengo en el día de hoy, que para mí son buenas, sin embargo la sensación de poder experimentar algo distinto no me calmaría.
Sobre las expectativas, la verdad de las cosas que estoy nervioso, tranquilo y angustiado, sin embargo mis expectativas son tranquilas, debido a que no se como me va a ir, no se si va a resultar, sin embargo siento que es lo que tengo y quiero hacer.
Por lo tanto si nos preguntamos sumados todas estas sensaciones, expectativas y emociones, me realizo la pregunta “Voy o no voy” y yo tranquilamente y con mucha alegría respondo “Voy”.

Bueno con esas palabras, son por los que se me ocurrió el titulo de este blog de viajes y que esas sensaciones tenía aquellos días de agosto, que la verdad me acuerdo como si fuera ayer.

 

El avión que me trajo a Australia
El avión que me trajo a Australia

 

La foto fue el avión que me trajo a Australia, fueron los primeros minutos en que esto comenzó, así que me lancé solamente y que me daba cuenta que ya me estaba alejando de Chile, de mi familia, gente, polola y amigos, para esta aventura.

 

 

Si te gustó 🙂 puedes compartirlo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.