Alojamiento por cortesía : ¿Qué hay detrás de esto?

El alojamiento por cortesía son algo que nos entrega en primera instancia cierta felicidad y alegría porque por tu cabeza piensas que vas a tener unos días de vacaciones gratis.

Sin embargo, esto tiene un requisito: ir a escuchar una charla con una persona de 1 hora y media aproximadamente.  Nos preguntamos  ¿Qué hay detrás de esto?

Preámbulo 

Estábamos con la Dani, mi polola, compañera de viajes y fotografía, trabajando en un nuestro proyecto llamado “A SOLO UN PASO” y de repente recibimos una llamada por teléfono de una empresa, donde nos habíamos ganado un alojamiento por cortesía. 

Yo dije que rico, ganarse un premio pero la Dani estaba más escéptica, ya que había tenido una experiencia similar hace unos meses atrás.

Fijamos la fecha para la reunión donde yo seguía creyendo que era una buena oportunidad para conocer el rubro, sin embargo la Dani seguía escéptica. 

Llegando al lugar de la charla.

Al llegar al lugar, nos atiende una persona y nos explica cómo es el tema, y nuevamente nos preguntan, si teníamos tiempo para escuchar a una persona acerca de una charla para ganar la cortesía.

Además el objetivo del alojamiento de cortesía era supuestamente evaluar al hotel. 

Antes de tener la charla, hubo dos cosas que me llamaron la atención.

Lo primero es que nos preguntaron acerca de cuándo se vencía nuestra tarjeta de crédito, y segundo, nos hicieron una encuesta acerca de cuánto era los ingresos que teníamos.

Raro cierto? 

Durante la charla.

Terminada la espera, nos citan a una sala con un persona encargada de marketing que se presenta de manera muy simpática y agradable. 

Nos preguntan acerca del dinero estimado que gastamos en alojamiento en el exterior en nuestros viajes y que si nos importaba ahorrar alrededor de 50%. Obviamente dijimos que sí, pues ¿a quien no le gusta ahorrar?.

Nos explica que ellos eran negociadores de los proveedores de los operadores mayoristas de turismo y que nosotros podríamos operar directamente con ellos, en vez de una agencia de viaje. Nos pareció interesante. 

¿Cómo funcionaba esta forma de ahorrar? 

El sistema era bien sencillo, ya que para tener derecho a este tipo de ahorro había que entrar a un club viajero, donde tendríamos derechos a buenas tarifas  las cuales nos decía que eran muy convenientes. 

Bueno ahí pensé “quizás habrá que pagar una membresía como de un club de tenis, para 1 año o algo así, y que sería un precio accesible”. Ingenuo yo  

El encargado nos muestra un ejemplo donde compara precios de Bookings con los de su “empresa”. El primer ejemplo lo hace con un hotel en Cancún para una familia completa. Esto salía alrededor de 3,200 USD y en cambio con el sistema de ellos, salía alrededor de 1.700 USD, equivalente a un ahorro de casi 1.500 USD más o menos.  Seguía sonando tentador.

Lo que hice yo.

Pero yo quería probar otro destino. Le pedí prestado el mouse para buscar otro lugar y el encargado, muy a la defensiva, me quita el mouse, tratando de decir que era un intruso. 

Entonces le dije que por favor buscara que probara el siguiente destino, le dije “Surfers Paradise Australia” y fecha “ 15 de noviembre al 30 de noviembre” tanto para Booking y como su “sistema interno” de búsqueda de hoteles, que de interno, no tenía nada.

El joven chequeó y la diferencia de precios era mínima, por lo que el ahorro que hablaba no era así y ahí su discurso se desarmó un poco. Ya le había perdido confianza y la Dani no le creía ni jota. 

Él se excusaba diciendo que igual había un ahorro con respecto al precio tachado de booking y yo le dije que sí, tenía razón para seguir un poco la corriente y ver qué nos ofrecería después.

La oferta. 

Luego de esto, el chico nos comenta que para entrar a este club de viajeros habían dos alternativas. La oferta tradicional que costaba alrededor de 6.000 USD-6.500 USD por 10 años la cual se podía tomar en cualquier día. 

Sin embargo había una oferta alternativa que costaba alrededor de 1.000 USD que duraba 3 años, y que nuestra solicitud debía ser revisada para ver si aprobaba ingresar al club viajero,  pero esta oferta tenía un gran condición. 

Debía ser aceptada en el mismo día de la charla y en el mismo momento, no el día de mañana o pasado. La decisión debía ser el mismo día.

Nuestra sensación del momento y recepción del alojamiento por cortesía.

Eso fue un momento incomodo, ya que la presión para tomar una decisión era muy fuerte y me acordé de mi abuelo que es re comerciante y que me decía : “Si te dicen que es una oferta muy buena y que la condición es que tienes que tomarla ahora ya y no puedes ser después, en realidad no es una buena oferta”

Y gracias a ese principio, y a que nosotros no solemos tomar decisiones tan a la rápida, dijimos con la Dani que no nos interesaba, y que algo así necesitamos tiempo para analizarlo.

Complementamos diciendo al encargado, que incluso preferíamos pagar el monto más caro si es que después de nuestro análisis nos parecía interesante la oferta. 

Ahí la actitud del encargado de la charla cambió abruptamente y quiso terminar la charla de una, nos entregó el alojamiento por cortesía y nos despide sin mucha motivación.

Luego le pregunté si tenía una tarjeta para después contactarlo si es que cambiamos de opinión y me dijo que él no tiene tarjeta y que no trabajan así. Cosa bien difícil de creer si trabajas en venta, no tener una tarjeta de visita.

Nos fuimos del lugar y nos dimos cuenta que habíamos tomado una buena decisión y que soldado que arranca sirve para otra guerra.

Reflexión final. 

La verdad que después del tiempo que ha pasado de esa charla, creo que el sistema de captar clientes de este tipo de empresas no es muy ético.

Obliga a tomar una decisión que no es muy bien pensada en muy poco, en donde comprometes ciertos pagos de dinero y que quizás después te arrepientes de haber firmado.

También como dije anteriormente, si fuese tan buena la oferta, te darían más opciones de tomarla y no te insistirían en hacerlo en ese minuto.

Nosotros con la Dani pensamos, que cuantas personas caen en este tipo de negocios, pensando que es bueno y que después están amarrados durante 3 años comprometiendo ciertos pagos mensuales. 

Quizás es verdad que se ahorra al ingresar a este club. Ya que ellos trabajan con los “saldos” de las estancias de los hoteles que no pueden ser vendidas y por lo que es posible que tengas buenos precios.

Pero el punto es que probablemente las fechas no sean atractivas y en que puedas ir de vacaciones. 

Otra reflexión es acerca de 10 razones para hacer una working holiday al menos una vez en la vida 

 

 

Seguro de Viaje

Si te gustó 🙂 puedes compartirlo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

4 comentarios en “Alojamiento por cortesía : ¿Qué hay detrás de esto?”

Deja un comentario


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.